skip navigation

LOS ROUGHNECKS VUELVEN DE VACÍO DE SAINT LOUIS

By Angel Garcia, 10/10/18, 9:15PM CDT

Share


Christian Rodriguez foto de Mark Guthrel

English Version

SAINT LOUIS FC-1-0-TULSA ROUGHNECKS

SAINT LOUIS FC: Gomez, Kavita, Reynolds, Culbertson, Fink, Dacres (Martz 85’), Hilton, Calistri, Walls, Dikwa y Hertzog (Cox 70’). 
TULSA ROUGHNECKS: Cerda, Vukovic, Smith (Covarrubias, 77),  Jusino, Muñoz, Morton (Mirkovic, 46), Isaac Diaz, Paris Gee, Christian Rodriguez (Tayou, 85), Eti Tavares y Gamble.

Gol: 1-0 (min. 15): Hertzog marca tras un saque de esquina.

Incidencias: Toyota Field. Amonestados con tarjetas amarillas los jugadores Jusino y Kavita.

Comentario: La última salida de la temporada ha tenido un sabor agridulce para el equipo de los Roughnecks. La ajustada derrota sufrida en Saint Louis por los de Nsien ha hecho que la despedida de la campaña no haya servido para al menos lograr la ansiada victoria a domicilio que llevan buscando desde inicios de la temporada. Despedirse sin lograr los tres puntos ha sido una carga excesivamente dura para los de Tulsa.

El partido tuvo momentos muy buenos para los Roughnecks aunque, como de costumbre, la falta de gol fue el mayor lastre a la hora de definir y de lograr algo más de cara a gol. Las bajas en los últimos choques de Ferreira y de Servania, junto a la del goleador Rivas, les ha hecho perder potencial en ataque. Por eso les costó mucho reponerse al gol de Hertzog, en el minuto 15, cuando se adelantaron en el marcador. Un gol, tras un córner, que dio alas al equipo local, en su búsqueda de playoff, y que terminó de hundir al equipo de Tulsa que, pese a la dominio en el centro del campo, apenas se pudo acercar a la meta de Tomás Gómez. Durante muchos minutos los de Nsien dominaron pero solo con disparos lejanos, como uno de Vukovic, tuvieron opciones de crear peligro. El resultado al descanso, perdiendo por la mínima, dejaba claro que el partido quedaba abierto para un segundo acto en el que los de Tulsa salieron a tratar de buscar el empate.

En la reanudación, los Roughnecks intentaron hacerse con el balón sin perder el miedo a acercarse al área de los locales, un equipo que, a la contra, hacía mucho daño cuando se acercaba al área de Cerda. Con muy poco, jugando en la búsqueda de las espaldas de los zagueros, los de casa se repusieron del peligro que creaban los Roughnecks. Así comenzaron a hacerse dueños del choque pero sin perderle la cara a unos jugadores de Nsien que peleaban con más empeño que fútbol.

Hasta el final, los de Tulsa lo intentarían sin apenas crear peligro ante los de casa que dan un paso de gigante para conseguir el playoff. Ahora, deberán esperar a este sábado para sumar una victoria de oro que les saque de la cola de la tabla ante los Seattle Sounders 2.