skip navigation

BRILLANTE VICTORIA DE LOS ROUGHNECKS ANTE SAN ANTONIO

By Angel Garcia, 09/15/18, 9:45PM CDT

Share


Jesus Ferreira and Matt Cardone foto de Rich Crimi

English Version

TULSA ROUGHNECKS -2-1- SAN ANTONIO
 

TULSA ROUGHNECKS: Cerda (Chase, 87), Paris Gee, Claudio Muñoz, Morton, Vukovic, Mirkovic (DJ Dean, 74), Covarrubias (Isaac Diaz, 81), Eti Tavares, Rivas, Gamble y Ferreira.
 

SAN ANTONIO: Cardone, Cochrane, Hernández, Hedrick (Ward, 87), King, Pecka (Seth, 78’), López, Laing, Elizondo (Maxi, 57), Gordon y Guzman.
Goles: 0-1 (min. 19): Elizondo. 1-1 (min. 37): Vukovic, de penalti cometido sobre Gee. 2-1 (min. 57): Eti Tavares.
Incidencias: Encuentro arbitrado por Eric Tattersall. Amarillas para Mirkovic, Tayou.


Comentario: Victoria justa y costosa de los Roughnecks en su estadio tras muchos partidos sin sbaorear los tres puntos. Los de Nsien dieron la vuelta al marcador en un duelo donde su esfuerzo tuvo premio.
El partido tuvo muy poca carne, poca sustancia. Dos equipos expectantes, esperando el error del roval, como así fue desde el inicio. Ritmo bajo y juego muy estático. Los Roughnecks intentaban más, mucho más presionando al rival, jugando muy encima de sus creadores y esperando que erraran en la salida. Así Gamble, jugando entre líneas, se hartó de intentar robos, de abrir espacios, de llegar a la zona de peligro avisando, en el minuto 12, de las intenciones de los Roughnecks, aue salían a pelear los puntos. Pero poco más, porque pocos minutos después, Elizondo, en un error de los locales, lograba adelantar en el marcador al equipo de San Antonio. Y pareció dormirse el partido.


Pero los de Nsien regresaron para dominar, para crecerse, hasta que lograron empatar. Fue una pena máxima lanzada por Vukovic que engañó al meta texano. La falta sobre Paris Gee había sido muy clara. Con esas tablas se alcanzó el descanso que hacís justicia con el empate tras lo expuesto sobre el campo.


Nemanja Vukovic and Ivan Mirkovic foto de Brooke Carroll

A reanudación poco cambiaron los cosas. Los de Tulsa siguierron dominando, jugando con la misma intensidad, hasta que se pusieron por delante en el marcador. Fue una jugada veloz, de tiralíneas con Ferreira asistiendo y Tavares definiendo en una contra de manual. Con ese gol en desventaja, los de San Antonio buscaron de forma inmediata el empate. Y casi lo logran de no ser por Claudio Muñoz que sacó de debajo de la línea un remate de los visitantes con Cerda ya batido. Faltaba media hora aún para sufrir la ira de los texanos o para sentenciar, y al principio, se sufrió. Y mucho. Los cambios introducidos por Nsien pretendieron dosificar el esfuerzo dando más fondo físico. Y todo fue aguante, tensión en la zaga para mmtener un resultado que había costado mucho. Los ocho de descuento fueron un suplicio. Incluso Isaac Diaz, pudo ampliar la diferencia con un remate desde el centro del campo.