skip navigation

UN PENALTI FINAL DEJA LOS PUNTOS EN UTAH

By Angel Garcia, 08/18/18, 11:15PM CDT

Share

Fabian Cerda foto de S.Taggart/Real Monarchs

English Version

REAL MONARCHS -3-2- TULSA ROUGHNECKS

 

REAL MONARCHS: Grinwis, Moberg, Plewa, Ryden, Brody, Blake, Portillo, Velasquez, Heard, Kacher (Williams, 89) y Hoffman (Mare, 82).  

TULSA ROUGHNECKS: Fabian Cerda, Paris Gee, Claudio Muñoz, Morton, Vukovic, Servania, Del Grecco (Tabares, 63), Ferreira, Covarrubias (Adams, 46), Isaac Diaz y Pirez (DJ Dean, 46).

 

Goles: 1-0 (min. 13): Hoffman; 2-0 (min. 36): Hoffman. 2-1 (min. 55): Ferreira. 2-2 (min. 83): Tabares. 3-2 (min. 86): Portillo, de penalty.

 

Colegiado: Elton García. Amarillas para Covarrubias, Del Grecco, Plewa, Cerda, Mare

 

Incidencias: Zions Bank Park.

 

Comentario: Los Roughnecks hicieron lo más difícil, empatar un partido que se les puso muy complicado con una segunda mitad en la que fueron mejores. Más centrados, fueron capaces de reaccionar a esa ventaja que tenían los locales, pero no pudieron sumar tras una última pena máxima que hundió las expectativas de un equipo de Nsien que mereció mucho más.

 

Fue muy raro el partido, no bastan palabras para explicar lo que sucedió en el primer acto del partido. Fue raro el guión por la forma, por la exposición de motivos de dos equipos que jugaron a rachas y en el que los de casa fueron mucho más certeros de cara a puerta. Y eso que los de Nsien empezaron mucho más fuertes, con más oportunidades ante la meta del equipo local. Isaac Diaz, cuando se llevaban segundos, tuvo la primera del partido. Su remate, tras una arrancada desde su campo, se quedó rozando la madera. Dominaba el equipo de Tulsa hasta la primera oportunidad de los de casa, a los diez minutos, que dio la vuelta al partido en cuanto al peso y el control del balón. Desde entonces aparecieron los líderes de la categoría para disponer de multiples ocasiones de gol abortadas por el meta chileno de los Roughnecks de forma casi consecutiva. Pero el gol de Hoffman, a los trece minutos, tranquilizó a un equipo de casa que no le perdió el control al partido y que se empezó a sentir demasiado cómodo.

 

Esa comodidad se reflejó en el desajuste de los de Tulsa y en el control absoluto de los de Utah. Córners y ocasiones a balón parado marcaron la superioridad de los de casa que no pararon hasta lograr el Segundo, otra vez obra de Hoffman. Pero, curiosamente, cuando se anticipaba que los Roughnecks se podrían hundir, se vinieron arriba disponiendo de control del balón y de un par de ocasiones, una de Morton de cabeza, que pudieron reducir la distancia antes del tiempo de descanso. Pero irse con esa sensación ofreció a los de Nsien la oportunidad de ganar confianza y asumir el Segundo acto con otras expectativas.

 

Tras la reanudación Nsien buscó más dinamismo en el ataque con la entrada de Adams, cedido del Chicago Fire como Del Grecco, y DJ Dean. Quería que la defensa contraria se desubicara para poder buscar las contras buscando las espaldas. Y así llegó el gol de los de Tulsa en una jugada por banda de Paris Gee que remata desde cerca reduciendo la ventaja Ferreira en el 55. Quedaba aún mucho, pero los de Nsien no se vinieron abajo. La entrada de Tabares hizo ser al equipo mucho más incisivo, controlador, sin dejar espacios y cubriendo más encima al rival.

 

Aprovecharon las bandas, la velocidad de DJ Dean y Tabares para abrir el campo y sentirse mejores en ataque. Con las líneas un poco adelantadas, a los de casa, pese a la ventaja, les resultó complicado seguir con mandando. Y en un error de su defense, por la presión de Tabares, el propio jugador robaba el balón a un defensor para hacer el empate. Parecía que el empate daba alas a los de Nsien hasta el penalty, apenas tres minutos después que materializaba Justin Portillo para poner el tercero y despedir las expectativas de puntuar de los de Tulsa pese a la ocasión final de Vukovic en un lanzamiento de falta directa.