skip navigation

LOS ROUGHNECKS VENCEN EN SU MEJOR PARTIDO DEL AÑO

By Angel Garcia, 08/11/18, 9:45PM CDT

Share


Jesus Ferreira foto de Rich Crimi

English Version

TULSA ROUGHNECKS - 2 - 1- COLORADO SPRINGS SWITCHBACKS

TULSA ROUGHNECKS: Chase, Paris Gee, Claudio Muñoz, Morton, Vukovic, Covarrubias, Ferreira (Eti Tavares, 91), Brandon, Isaac Diaz (Mirkovic, 83), DJ Dean (Rivas, 68) y Gamble.

COLORADO SPRINGS SWITCHBACKS: Poutay, Suggs, Jack, Tambd, Hunter (Uzo, 72), Burt, Schweitzer, Hamilton, Malcolm, Vercollone (Ajeakwa, 46) y Toye (Robinson, 72).

Goles: 0-1 (min. 45): Hunter, de cabeza. 1-1 (min.  55): Gamble marca de disparo a media altura. 2-1 (min. 72): Rivas consigue definir de vaselina ante Pouaty.

Àrbitro: Michael Radchuk. Amarillas para Vukovic (17’), Schweitzer (36’)

Incidencias: ONEOK Field. 3329 espectadores.

 

Página una foto de Brooke Carroll

Comentario: El mejor partido de los Roughnecks de la temporada. De largo, el mejor. El mejor duelo que han mosrado los de Tulsa, con mejores ideas, con definición pRa lograr tres puntos que hicieron justicia por lo expuesto en el césped.

Nadie imaginaba la salida en tromba del eauipo de Tulsa. Nadie recordaba esta temporada un cambio tan brutal. Hasta siete oportunidades en la primera media hora en un choque en el que su puesta en escena fue eléctrica, desarbolando al rival, siendo, en definitiva, mejores. Isaac Diaz avisó en el primer minuto a los de Colorado de lo que se iban a encontar. Fue un aviso antes de que Gamble, por dos veces, pudiera adelantar de nuevo a los Roughnecks. Su primer remate se fue fuera por muy poco. El segundo tocó el poste. Solo llevábamos siete minutos y los de Nsien habían rematado más que nunca y se sentían muy cómodos. Tres minutos después Ferreira volvía a rematar. En el trece el capitán Claudio Muñoz conseguía que su remate de cabeza tras un córner casi entrar en la meta de Pouaty.

El dominio era absoluto de los de Tulsa. Los Switchbacks se defendían sin llegar a la portería de Chase. Y así hasta el ecuador del primer acto. Hamilton, quitándose el peligro de encima, anticipó el cambio de signo del dominio en el partido. Tres minuos después volvían a rematar los locales entrando el partido en una fase de dominio de los visitantes. Vercolone y Toye disponían de ocasiones hasta que llegó el gol de Hunter, de cabeza, casi cuando se cumplía el tiempo de descanso. Un duro mazazo para los de Nsien que no merecieron alcanzar el tiempo de asueto en desventaja.

En la segunda mitad, apenas. Ambió el guión en el incio para los Roughnecks, que siguieron con el mismo once tratando de encontrar una dinámica de juego semejante a la del primer tiempo. Dos córners, en poco más de seis minutos, mostraban el talante con el que se disponían sobre el césped. Esa posesión local supuso dos tempranos saques de esquina y mayor dominio en el campo visitante, presionando la posesión y salida de los visitantes. Fruto de ello, llegó el gol. Gamble fabricaba una jugada individual que remataba tras internarse en el área y batir a media altura a Pouaty. Se llevaban solamente diez minutos y quedaba mucho para darle la vuelta a la tortilla.

El equipo de Nsien ganaba comodidad y se sentía superior, tanto, como para lograr ponerse por delante en el 72. Fue Rivas, que acababa de saltar al campo, el que definió tras una carrera que le dejó solo ante el meta visitante para marcar de vaselina. Hacía justicia el gol para los Roughnecks. Lo merecían por empuje y tesón.
Hasta el final aguantaron el tipo ante la presión de un equpo de Colorado que puso en apuros a los locales a balón parado y poco más. Tres puntos que hacen justicia.


Chase Gentry foto de Rich Crimi