skip navigation

LOS ROUGHNECKS SIGUEN SIN PERDER CON NSIEN

By Angel Garcia, 06/30/18, 9:45PM CDT

Share


Fabian Cerda de foto Rich Crimi

TULSA ROUGHNECKS-2-2-LAS VEGAS LIGHTS

TULSA ROUGHNECKS: Cerda, Morton, Ugarte, Muñoz, Vukovic, Servania, Gamble (Thierjung, 84), Paris Gee (Levin, 66), Rivas, Tabares y Pírez.

LAS VEGAS LIGHTS: Ferrino, Herrera, Alatorre, Jaime, Avila (Mathers, 74), Torres (Mendoza, 86), Murphy, Kobayshi, Mendiola, Álvarez y Ochoa.

 

Goles: 1-0 (min. 4): Rivas, de penalti. 1-1 (min. 33) Mendiola; 1-2 (min. 49: Kobayshi, de penalti; 2-2 (min. 63): Morton.

 

Incidencias. ONEOK Field. Amonestaron a Cerda y Pírez, por los locales, y a los visitantes Avila y Jaime.

 

Comentario: Un punto más, un punto de oro que tiene mucho más valor que un simple empate. Tiene el valor justo de seguir sin perder con Michael Nsien, un entrenador que ha logrado meterse en el bolsillo a los jugadores y a la grada. Y lo ha hecho a base de trabajo, esfuerzo y resultados. Cuatro puntos en dos partidos, una buena media importante para tratar de dejar la cola de la tabla.

Y lo está logrando con buen juego, con intensidad, con las ideas más que claras. Ante Las Vegas Lights lo lograron desde el inicio. Un penalti por mano de un defensor de los del estado Nevada hizo lo demás. Rivas marcó engañando al portero y dejando en ventaja a los de Tulsa. Más tranqulidad para tratar de jugar sin nervios con el marcador a favor. Pasaron muy buenos minutos, con control y sin dejar espacios a sus rivales. Mucho control y paciencia pero sin más ocasiones claras de gol. Hasta el gol del empate. Los de Nevada consiguieron las tablas y todo entró en una fase de igualdad excesiva. Ninguno se imponía pero no se veía en el campo a unos Roughnecks con temor, con miedo. En defensa fueron mejores y lo demostraron hasta el descanso.

En la reanudación las cosas se pusieron muy de espalda para los de Tulsa tras marcar Las Vegas Lights el segundo de penalti. Kobayshi lograba poner por delante a los visitantes y todo volvía a empezar para los Roughnecks. Pero si en otros momentos el gol hubiera supuesto una pena excesiva, esta vez los ánimos fueron para lograr las tablas cuanto antes. Así, un centro de Vukovic que remató Morton hizo que el empate subiera al marcador. Entonces el partido enloqueció con oportunidades para ambos equipos pero con la sensación de que el bloque de Tulsa es otro, más centrado, con las ideas mucho más claras. El empate final hizo justicia, pero este ya es otro equipo.


Joaquin Rivas foto de Brooke Carroll