skip navigation

LOS ROUGHNECKS MERECIERON MÀS EN LAS VEGAS

By Angel Garcia, 05/06/18, 12:15AM CDT

Share

Jonathan Levin foto de L. Baskow
LAS VEGAS LIGHTS - 1-1- TULSA ROUGHNECKS

LAS VEGAS LIGHTS: Ferriño, Guillén, Huiqui, Garduño, Marco César, Kobayashi (Guzmán, 63), García (Portugal, 30), Álvarez, Isaac (Drake, 74), Ochoa y Thomas.

TULSA ROUGHNECKS: Cerda, Gee, Jusino, Claudio Muñoz, Ugarte (Morton, 25), Levín, Mirkovic, Binns (Gamble, 78), Rivas, Lennon  (Tavares, 78) y Pírez.

Goles: 1-0 (min. 15): Álvarez, de cabeza, tras centro de Isaac. 1-1 (min. 44): Rivas remata de volea un balón largo de Paris Gee.

Incidencias: Cashman Field de Las Vegas. Roja directa para el local Thomas en el minuto 72.amarillas para Huiqui, Ferriño, Portugal y Lennon.

Comentario: Un gol anulado a Lennon más que dudoso fue la vlave del partido. El tanto logrado pudo desequilibrar un duelo en el que los de Tulsa fueron micho mejores en la segunda mitad, mucho más certeros, más centrados y con más posesión de balón, pero la falta de pegada les hizo daño para conseguir una victoria que merecieron con creces. Tres empates en tres salidas a domicilio es el resultado del bagaje de un equipo que ha mejorado en los últimos choques pero al que le falta la suerte para sacar victorias.

Fue un guión extraño desde el principio porque al equipo de Tulsa le costó arrancar ante la presión inicial del quipo local, un bloque que presionaba mucho la slaida de balón de los Roughnecks y no les permitía enlazar más de tres pases seguidos. Los blancos no hallaban su lugar y querían jugar lo más lejos posible de la portería de Cerda, que veía que se acercaban con peligro los locales, como hizo a los cuatro minutos despejando un remate que se colaba en su meta. Pero al cuarto de hora llegó la ventaja para los de Las Vegas. Una jugada desde la derecha de Isaac permitía ematar de cabeza a Álvarez consiguiendo entra la pelota tras golpear en el palo. Fueron entonces malos minutos para los Roughnecks. Aguantaorn el tipo hasta  el ecuador, cuando se crecieron y comenzaron a sentirse muy cómodos dominando. Fruto de ello fue el gol de Rivas, al borde del descanso, tras una asistencia de Gee. El gol, de bella factura, hacía justicia a un equipo que había hecho méritos para ellos. Con tablas se alcanzó el decanso.

Poco cambiaron las tornas en el segundo tiempo. Los Roughnecks ganaron espacio y metros siendo mucho mejores que un equipo local que estaba sorprendido por el juego de los de Tulsa. Eran mejores y se sentían mejores. Apretaban en el centro del campo y eran superiores, aunque sin llegadas claras de gol, solo manteniendo el control. Con los cambios el partido enloqueció. La expulsión de Thomas dio alas a los visitantes, que ganaron profundidad. De ahí el gol de Lennon, injustamente anulado, pudo dar los tres puntos, pero hasta el final la inquietud se apoderó del choque, con paradas de Cerda que salvaron a los Roughnecks y contras de los de Tulsa que pudieron darles la victoria.

Ahora solo falta confirmar la mejoría el vernes en el ONEOK ante el Reno 1868. Una victoria debería confirmar el despegue de los de Tulsa.