skip navigation

DESPEDIDA CON SABOR AGRIDULCE

By Angel Garcia, 10/14/17, 10:00PM CDT

Share

English Version

TULSA ROUGHNECKS 2-4 COLORADO SPRINGS SWITCHBACKS
TULSA ROUGHNECKS: Byars, Kimura, Bourgeouis, Jadama, Ayala, Levin, Hayes, Calistri (Pavel, 76), Caffa (Rivas, 73), Thierjung (Gee, 78) y Svantesson.
COLORADO SPRINGS SWITCHBACKS: Pouaty, Chin, Eboussi, Phillips, Suggs, Burt (Mcfarlane, 69),Vercollone (Uzo, 87), Kim, Frater, Ajeakwa y Kacher.

Goles: 1-0 (min. 29): Ayala cruza a media altura tras asistencia de Caffa. 2-0 (min. 35): Caffa asiste a Thierjung quien bate a Pouaty. 2-1 (min. 38): Frater reduce la ventaja aprovechando un remate ajustado. 2-2 (min. 45): Kacher dispara al fondo de la red desde el àrea pequeña. 2-3 (min. 46): Malentendido entre Jadama y Byars y este ve como Burt repele su despeje enviando al fondo de la red. 2-4 (min. 66): Frater, de falta directa.
incidencias: ONEOK Field. 3088 espectadores. Encuentro arbitrado por Eric Tattersall. Amarillas para Ayala, Vercollone.


Comentario: Fue rara la despedida del curso en casa en liga regular. Parecía, hasta el 2-0,el plan perfecto para decir adiós, pero todo resultó en vano. Los de Colorado Springs dieron una lección desarbolando a un equipo local que pasó muchos problemas defendiendo el marcador. Menos mal que no había nada en juego más que el puesto de playoff.

Porque parecía un partido sencillo, con facilidades ante dos equipos con los deberes hechos; los Roughnckes, ya clasificados, mientras que los de Colorado, sin opciones de entrar en playoff, querían despedir la temporada con un buen sabor de boca. Y eso que en los primeros minutos el partido estuvo poco intenso, con poco ritmo, con ambos jugando al ataque pero sin llegar a los dominios de los metas. No había circulación de balón y los del centro del campo trataban de imponerse al rival más por posesión que por un ritmo que no existía.


Pero la locura llegó en cuanto el equipo local adquirió la posesión del balón. Entonces fueron mejores por las bandas, en el control del balón y llegaron las ocasiones. Mucho mejores cerca de la meta de Pouaty, el equipo naranja creó peligro con facilidad. Así llegaron los dos goles, bajo el dictado de Caffa, que comvirtieron Ayala y Thierjung com dos fantásticas definiciones. Poco necesitaron más, pero cuando se ponía el guión muy de cara, llegó el desastre con dos goles de forma consecutiva antes del descando que dieron al traste las esperanzas de goleada, como parecía, de los de Vaudreuil Frater, de forma inmediata tras el gol de Thierjung, lograba el primero. Burt, en el descuento, hacía las tablas cuando lo fácil era irse com victoria.

La reanudación llegó como un jarro de agua fría para los de casa que vieron como Burt, cuando apenas se había iniciado el acto, lograba poner por encima en el marcador al equipo de Colorado Springs. Tres goles en apenas diez minutos de juego habían dado la vuelta al marcador.

Los Roughnecks no se repusieron y jugaron, desde entonces a merced de un equipo visitante que a la contra hacía mucho daño. Una ocasión de Caffa, en el 60,pudo suponer el empate en la primera llegada de peligro de los de Tulsa en la segunda mitad. Pero el peligro siempre tenía protagonismo azul de los de Switchbacks. Pocos minutos después, Frater volvía a marcar, de falta directa, ampliando la diferencia en el 66. Poco podían hacer los Roughnckes ante un equipo desbocado.

Al final, la victoria de los Switchbacks hace que los de Tulsa dependan de los resultados de mañana para saber el puesto preciso en la tabla con la que afrontarán los playoffs. Jugar fuera de casa ese partido histórico puede hacer el resto.


Jaime Ayala foto de Matt Christensen