skip navigation

CALISTRI ACERCA EL PLAYOFF A LOS ROUGHNECKS

By Angel Garcia, 09/23/17, 10:15PM CDT

Share

English Version

TULSA ROUGHNECKS-1-0-LA GALAXY II
TULSA ROUGHNECKS: Cerda, Kimura, Ugarte, Jadama, Corrales, Gee(Colin, 60),  Levin, Calistri (Ballew, 88), Caffa, Rivas y Svantesson (Thierjung, 74).

LA GALAXY II: Vorm Steeg, Sepulveda, Turner (Jonathan Hernández, 88), Engola, Payeras (Arteaga, 57), Vera, Fujii, Zanga, Hernandez, Zubsk y Estrada (Dhillon, 55).

Goles: 1-0 (min. 26): Calistri.

Incidencias: ONEOK Field. 3884 aficionados. Encuentro arbitrado por Greg Dopka. Amonestó a Corrales, Levin, Turner, Kimura.


Foto de portada de Lori Scholl

Comentario:  Victoria de oro, sufrida por la forma, no por el fondo. Los de Tulsa fueron mejores, apenas sufrieron, pero no es posible encontrar choques dond eun 1-0 no exija ciertas dosis de sufrimiento, de nervios. Sobre todo al final, cuando los de California buscaban rematar incluso con su meta en balones parados. Pero lo mejr fueron los tres puntos, la victoria y mirar la liguilla ya muy cerca, casi acariciándola. Porque no fue sencillo ganar pero sí trabajado.

Todos sabían que no era fácil pese a la entidad del rival, un equipo de la parte baja de la tabla, con gente muy joven. Pero el encuentro de la primera vuelta en tierras californianas había supuesto que los naranjas no quisieran tomarse el encuentrl con confianzas. De ahí su salida en tromba hacia la porterís de los Galaxy. Y eso que ambos equipos jugaban a verse solo atacando, aunque lo de los Roughnecks quiso ser protagonizado solo por Calistri, un jugador que consiguió rematar siempre por los de Tulsa ante la meta de Vom Steeg. Trs remates suyos, todo ellos de cabeza, anticiparon el gol del mismo jugador en el minuto veintiséis, cuando aprovechó un erroren el área ante el lío de sus defensores para sacar la pelota. Antes, tuvo en su cabeza la posibilidad de marcar con remates a los dos, catorce y veintitrès minutos. A la cuarta fue la vencida.


Ese gol tranquilizó ritmo torrencial de los de casa y permitió respirar a unos Galaxy que se vieron con soltura ante Cerda. Dos ocasiones tuvo el chileno de convertirse en el salvador de los Roughnecks logrando detener con brillantez los remates de un equipo que se sintió con opciones de hacer dañ a la defensa local. Hasta el descanso buscaron los de Vaudreuil dormir el choque logrando terminar con ventaja.


En la reanudación salió fuerte en busca del empate el equipo de California aunque nunca con peligro para Cerda. Los que sí creaban peligro eran los naranjas cada ve que se asomaban al área de Vom Steeg. Svantesson, por dos veces, y Caffa pudieron ampliar la ventaja antes del ecuador del segundo acto, mucho antes que el partido fuera perdiendo intensidad. Un remate de falta de Caffa, a doce del final, fue algo del peso ofensivo del equipo de Vaudreuil. Se bastaban con mostrar fortaleza, sin florituras, aguantando con seguridad las llegadas de un equipo de Los Ángeles que lo intentaba como podía. Hasta el final los naranjas intentaron no perderle la cara al partido, aguantar lejos de la zona de Cerda y lo hicieron pese a la embestida final en balones parados de los Galaxy. Con todo, los tres puntos saben muy bien, demasiado bien para un equipo que mereció ganar y que ve alejarse a sus perseguidores muchos puntos por debajo.


Fabian Cerda foto de Matt Christensen