skip navigation

GOLPE DE AUTORIDAD DE LOS ROUGHNECKS EN VANCOUVER

By Angel Garcia, 09/06/17, 11:30PM CDT

Share

English Version

VANCOUVER WHITECAPS 2 - TULSA ROUGHNECKS FC
VANCOUVER WHITECAPS 2: Melvin, M. Baldisimo, Seiler, De Vries, Levis (Serban, 46),  Norman (Sanner, 83), Bustos, Baldisimo, Chung, Amanda y Campbell.


TULSA ROUGHNECKS: Cleveland, Ayala (Calistri, 54), Ugarte, Jadama, Corrales, Gee, Bourgeois, Thierjung (Kimura, 64), Caffa (Ballew, 80), Rivas y Svantesson.

Goles: 0-1 (min. 39): Caffa marca elevando el balón tras pase de Thierjung. 1-1 (min. 50): Bustos, de penalti. 1-2 ( min.61) Svantesson marca de remate cruzado un centro de Calistri. 1-3 (min. 63): Calistri, de disparo desde fuera del área.

Incidencias: McLeod Athletic Park. Arbitrado el choque por Alain Ruch. Amarilla para Svantesson en el 77.

Comentario: Aunque costó sumaron los tres puntos en el sprint final de cara al playoff. Una victoria de oro lograda con mucho sufrimiento ante un equipo vanadienses aue dispuso de oportunidades, que remató dos veces al poste y que mereció más que una derrota por dos goles. Los de Vaudril fueron muy efectivos, sobre todo tras la entrada de Calistri, que revolucinó el partido en ataque participando en los dos goles de los naranjas en la segunda parte.

Porque en la primera mitad el partido fue raro. Siempre fueron superiores los de casa con el control del balón, pero fallaban en cuanto se aproximaban a Cleveland, un portero que acertó en sus acciones aunque tampoco tuvo que lucirse demasiado ante remates muy sencillos. Era peor la sensación de dominio de los canadienses, con posesión y el tiempo siempre marcado por su centro del campo. Exceptuando el gol, un disaroo de Caffa y un remate de Svantesson, poco más en el haber de los naranjas. Porque los de Tulsa buscaron no perder el sitio al partido, tratar de hacerse fuertes en deensa, aunque solo la falta de acierto, les impidió encajar en una situación en la que los de Vancouver se multiplicaban.

El equipo de Vaudreuil trató de no perderle la cara al partido pero el empuje de los locales y su mayor presión les maniataba para tener el balón, lo que les gusta a los Roughnecks. Dispusieron los de casa de ocasiones, de control y de peligro, casi lo que sufrieron en contra los de Tulsa. Menos mal que, tras muchos minutos sin acercarse a los dominios rivales, marcó Caffa adelantando a los Roughnecks a seis del descanso. Ese gol empujó a los casa a por el empate, y lo tuvieron. Pero Levis envió al poste con todo a su favor. Caffa, de nuevo y de forma inmediata, lo intentó desde lejos, pero el meta de casa despejó a córner. Más ocasiones al final que en toda la primera parte.

En la reanudación el equipo visitante se encontró con el empate gracias al penalti marcado por Bustos tras una jugada en la que la pelota dio de forma involuntaria en las manos de Ugarte. Con tablas, el equipo de casa se creció, domimando y creando ocasiones. Vaudreuil decidió dar entrada a Calistri y así el extremo del equipo revolucionó el partido en apenas diez minutos cuando más sufrían los de Tulsa.

El segundo y el terver gol tuvieron parte de su culpa permitiendo a los naranjas jugar con más comodidad. Y eso que siguieron empujando los de Canadá. Un remate de Norman se estrelló en el poste ante la incredulidad de Cleveland.

Hasta el final, los Roughnecks mantuvieron el tipo pese al mayor dominio, aunque desesperado, de un equipo de casa que se fue con las manos vacías.


Stefan Cleveland foto de B. Timko/Whitecaps FC 2