skip navigation

UN EMPATE QUE SABE A POCO

By Angel Garcia, 09/03/17, 6:00PM CDT

Share

PORTLAND TIMBERS 2 1     -    1 TULSA ROUGHNECKS

PORTLAND TIMBERS 2: Hamilton, Hanson, Tuiloma, Batista, Farfán (Bjornethum, 67), Zambrano, Granito, Cicerone (Mohamed, 82), Barmby, Arboleda y Williams.

TULSA ROUGHNECKS FC: Cerda, Ayala (Kimura, 73), Jadama, Ugarte, Corrales, Bourgueuis, Rivas, Pavel (Colin, 58), Caffa (Thierjung, 77), Calistri y Svantesson.

Goles: 1-0 (min. 12): Barmby, de falta directa. 1-1 (min. 44): Caffa transforma una pena máxima cometida sobre Rivas.

Incidencias: Providence Park. Encuentro arbitrado por Timothy Ford. Amarillas para Svantesson y Bjornethum.

Comentario: A los Roughnecks se les quedó corto el tiempo del partido. Pudieron ganar y al final solo logra un punto       que les sabe a poco después de merecer mucho más que un empate. Y eso que empezaron perdiendo, porque el equipo de la costa Pacífica se adelantó a los doce minutos en un lanzamiento magistral de Barmby que se coló en la meta de Cerda evitando que el chileno ampliara el record de imbatibilidad. Desde entonces, el equipo de Vaudreuil fue superior y mucho mejor.

Empezaron un nuevo partido de poco más de setenta minutos con la desventaja del gol, pero con la sensación de tratar de hacerlo mejor. Fueron, desde entonces, mejores, mucho mejores. Tuvieron ocasiones y dominaron, siempre bajo el dictado de Caffa bien secundado por Rivas. Llegaban a la meta de Hamilton pero no acertaban a rematar con peligro. Alguna pelota parada pero poco más. Menos mal que el colegiado acertó en la señalización de una falta dentro del área sobre Rivas a un minuto del descanso. Caffa, a lo panenka, acertaba a rematar el gol que llevaba a los de Tulsa al descanso con el reparto de puntos que hacía justicia, pese a la intervención de Cerda, minutos antes del gol de los de Vaudreuil, que evitó el segundo de los locales.

En la reanudación, hubo muchos minutos de igualdad, con mucho juego en el centro del campo, pero sin ocasiones. Los Roughnecks trataban de hacerse con el control del partido, pero el equipo de casa apretaban en la salida del balón lo que impedía crear y tocar con claridad. Los cambios ayudaron a hacer loco un duelo que comenzó a llegar con velocidad a ambas porterías. En una de ellas Caffa, el creador de los naranjas, remataba al larguero cuando se olía el segundo de los visitantes. Hasta el final, los Timbers apuraron para llegar a la meta de Cerda, pero sin ocasiones. Solamente algunas oportunidades de saques de esquina y poco más ante una zaga naranja que se bastó con seriedad para sacar un punto antes del duelo de la próxima semana en Vancouver.


El juego del domingo se jugó en el parque de Providencia de Portland. (Kevin Acevedo)