skip navigation

EL DERBI DEL ORO NEGRO SE QUEDA EN TULSA

By Angel Garcia, 08/12/17, 11:00PM CDT

Share

English Version

TULSA ROUGHNECKS-2-1-OKC ENERGY

TULSA ROUGHNECKS: Cerda, Ayala, Bourgeouis, Jadama, Corrales, Colin (Bronico, 59), Hayes, Gee (Thierjung, 70), Rivas, Calistri (Guillén, 85) y Svantesson.

OKC ENERGY: Laurendi, Dixon (Daniel Gonzalez, 80), Fink, Daly, Hyland, Andrews, Wallace, Barril (Luis Martinez, 80), Alex Dixon, Angulo y Miguel González (Craven, 66).

Goles: 1-0 (min. 20'): Rivas marca tras pase desde la derecha de Calistri. 1-1 (min. 47): José Angulo, de penalti. 2-1 (min. 55): Svantesson marca de cabeza después de un centro de Corrales desde la izquierda.

Árbitro: Ismir Pekmic. Amarillas para José Barril, Dixon

incidencias: Oneok Field. 4037 aficionados.

Comentario: El derbi este año no ha olido bien para el Energy, los Roughnecks, con más seriedad y pegada, fueron mejores a un equipo de la cpital estatal que mostró muchas carencias ofensivas. Es una victoria que aleja a sus rivales del play pff y deja muy cerca a los de Vaudreuil de los puestos seguros en la tabla, pese al miedo y a la tensión con la que jugaron.

Porque el guión fue, cuanto menos, extraño. Los Roughnecks tenían la baja de Caffa, el aue marca el tiempo, el que da la pausa al equipo, un jugador superlativo muy difícil de suplir en el bloque. Por eso jugaron más pegados al rival, no dejándole pensar, evitando hacer lo que hacen mejor; levantar la cabeza y buscar espacios. Ganaron metros así desde el inicio, pero no con una consistencia en el juego feroz, sin intimidar porque tampoco craban muchas oportunidades de gol. Y eso que Calistri, a los cinco minutos, pudo adelantar a los de Vaudreuil, pero no acertó a llegar al remate. Fueron minutos de control local pero con poca presencia en el área del equipo de Oklahoma City.

Svantesson, muy solo en la punta, tuvo la ocasión de marcar casi a los veinte minutos anticipando el que sería el gol de Rivas, un minuto después. El salvadoreño lograba marcar a la primera, casi lo contrario que en el duelo anterior.  Con ese gol de ventaja todo resultó mucho más fácil para los naranjas que, con ventaja, se relajaron. Esto supuso que el Energy se creciera y comenzara a crear ocaisones llegando a la meta de Cerda que, hasta en cuatro ocasiones, salvó el peligro de los visitantes en esta mitad. Fueron mejores los de Oklahoma desde la esquina, con varios córners que, de forma consecutiva, pusieron el peligro en la zaga de los de Tulsa.

Hasta el descanso, el equipo de Vaudreuil trató de mantener el tipo, sin perderle la cara al partido pero asegurando sus posesiones. Una ventaja que les tocaba mantener en el segundo acto.

Pero no podía comenzar peor la cosa porque cuando apenas se llevaba un minuto los visitantes se encontraban con un penalti en contra que marcaba Angulo. Con empate en el marcador comenzaba un nuevo partido. Y en él, los Roughnecks trataron de no venirse atrás tras el golpe moral del gol de los Energy. Por eso intentaon no perder el tiempo al partido, sostenerse pese al empuje de los rivales con el gol del empate. Y, con Cerda, en plan estelar, se bastaron con no caer en el mied para empatar pocos minutos después gracias a un gol de cabeza de Svantesson después de un centro desde la izquierda del cubano Corrales.  Con esa ventaja emergió otra evz Cerda para salvar de nuevo los remates de gol de los de Oklahoma City. Dos intervenciones prodigiosas que mantuvieron con ventaja a los de Vaudreuil.

Con el paso de los minutos el cansancio y los nervios comenzaron a hacer acto de presencia. Los del Energy intentaron apurar más, hacerse con el control de balón y arrinconar a un equipo local que, con ventaja, trataba de cerrar el partido. Hasta el final, como últimamente sucede, fue Cerda el que mantuvo a los de casa en el partido. Y lo mejor, los puntos. Tres de oro más en el saco para un bloque que, pese a los apuros, sigue sumando victorias.


La Union 918 foto de Matt Christensen