skip navigation

LOS PUNTOS DEL DERBI, PARA TULSA

By Angel Garcia, 07/08/17, 10:45PM CDT

Share

English Version

OKLAHOMA CITY ENERGY- 1-2-TULSA ROUGHNECKS

OKLAHOMA CITY ENERGY: Laurendi, Richard Dixon (Fink, 84), Daly, Wallace, Hyland, Craft (Martínez, 70), Guzman, González, Barril, Bond (Jackson, 70) y Alex Dixon.

TULSA ROUGHNECKS: Cerda, Kimura, Jadama, Bourgeouis, Corrales, Colin (Ugarte, 78), Hayes, Calistri, Caffa (Ayala, 84), Rivas (Gee, 78) y Svantesson.

Goles: 1-0 (min. 39): González aprovecha un balón suelto tras un despeje de Cerda. 1-1 (min. 50): Caffa, de penalti; 1-2 (min. 66): Calistri, de disparo cruzado.

Incidencias: Taft Stadium de Oklahoma City. Césped empapado tras la lluvia inicial. Fueron amonestados los locales Bond, Daly y Richard Dixon. Por los Roughnecks Calistri, Svantesson y Ugarte.

Comentario: Segunda victoria consecutiva y séptima de la temporada de unos Roughnecks que se sobrepusieron al gol inicial del equipo en el derbi de Oklahoma. Tres puntos de oro para un equipo que fue más certero, que estuvo mejor pero que vio como se le complicaban las cosas con el gol de González. Menos mal que supieron leer el choque para dar la vuelta a un marcador ante el que se repusieron con solvencia.

Porque el partido, en su primera fase fue excesivamente aburrido, sin apenas ocasiones, con dos equipos guardándose de perder su lugar, de dejar espacios a un rival tan timorato como ellos mismos. Por eso, solo hubo juego en el centro del campo, con alternativas, pero sin llegadas de peligro a las áreas. Algún disparo alejado y poco más. Un pobre bagaje para un derbi en el que ganar era clave para romper la incertidumbre del momento.

Pero todo cambió en el último cuarto de hora antes del descanso. El partido enloqueció, vibró en ocasiones, se llegaba a las porterías contrarias con suma facilidad… hasta que los locales lograron adelantarse con un gol de González que desnivelaba una igualdad que hacía justicia hasta ese momento. Un despeje de Cerda le permitió al goleador local marcar de vaselina desde fuera del área. Con ese resultado en contra para los de Vaudreuil, el equipo de Tulsa se creció. Estiró líneas y comenzó a llegar con mucho peligro a la meta local. Un disparo envenenado de Caffa pudo dar las tablas al partido antes de la aparición de Svantesson, con dos ocasiones consecutivas al borde del descanso. En la primera, su remate de cabeza fue despejado por el meta local, Laurendi, a saque de esquina. En su lanzamiento remató el atacante de os Roughnecks al larguero. Dos oportunidades de oro que hubieran dado la vuelta al partido con un poco más de acierto.

La segunda mitad comenzó con el equipo de Vaudreuil volcado sobre el área de los locales, casi como había finalizado la primera parte. Los grises, ayer, fueron mejores y, de tanto apretar, llegó el gol del empate logrado por Caffa tras transformar una pena máxima cometida por mano de Daly dentro del área. Con el gol la tranquilidad se apoderó del equipo de Tulsa que, con poco, se sabía mejor ordenando y controlando el centro del campo y la zona de control. Disponían de ocasiones y jugaban con comodidad ante un equipo verdiblanco al que le costaba hacerse con el control del balón. Así, fruto de la mayor intensidad local, llegó el gol de Calistri que les ponía por delante. Fue una jugada a pierna cambiada en banda contraria que resolvió sorprendiendo a Laurendi. Con ventaja todo resultó mucho más fácil aunque se intuía el arreón final del equipo local. Bastó con mantener el tipo sin perder el sitio, jugando juntos y con ayudas defensivas para hacerse con una victoria que anima a los Roughnecks hacia los puestos altos del playoff.


Collin Fernandez (Foto de Lori Scholl)