skip navigation

LOS ROUGHNECKS VENCEN AL LÍDER

By Angel Garcia, 07/01/17, 11:00PM CDT

Share

English Version

TULSA ROUGHNECKS-2-0-REAL MONARCHS

TULSA ROUGHNECKS: Cerda; Kimura, Bourgeouis, Jadama, Corrales; Hayes, Colin, Calistri (Ballew, 87), Caffa, Rivas (Gee, 78); Svantesso (Ayala, 81)

REAL MONARCHS: Fernández; Curinga, Schuler, (Gallaguer, 46), Peay, Lachowecki; Brody, Adams (Hanlin, 72), Besler, Haber; Hernández  (Desire, 65) y Hoffman.

Goles: 1-0 (min. 47): Rivas aprovecha un pase de Calistri desde cerca. 2-0 (min. 79): Svantesson, de cabeza, peina un saque de falta de Caffa.

Incidencias: ONEOK Field. Amarillas para Hernandez y Lachowecki.

Comentario: Hizo justicia el fútbol a los Roughnecks. Ganaron al líder, un equipo que llegaba de sumar nueve victorias de forma consecutiva, que estaba en lo más alto gracias a un brillante juego, pero se encontraron a los mejores Roughnecks de la temporada para romperles una racha que también les mostraba mejores de lo que tabla indica. Porque fue un partido tremendo de control y calidad, con un equipo de Tulsa muy enchufado que necesitó confiar en sí mismos para ganar.

Y es que desde el primer momento se vio que este era otro equipo naranja. Parecían diferentes, con más intensidad, jugando con ritmo, volando por las bandas, creando juego ante un rival que no demostraba que eran los líderes. Caffa se echaba el equipo a sus espaldas para creerse mucho mejores que un rival que apenas podía defenderse, que no encontraba la forma de acercarse a Cerda. Maniatados ante la mayor presión de los de Vaudreuil, el equipo visitante intentaba hacerse fuerte atrás para aguantar el alto ritmo con el que habían salido los Roughnecks. Las ocasiones, además, llegaban con claridad. Caffa, en dos ocasiones, tuvo la oportunidad de adelantar al equipo de casa pero no estuvo acertado en el remate.

Poco a poco los de Utah fueron soltando peso y comenzaron a sobrepasar el centro del campo. Incluso llegaron, casi de forma consecutiva, sobre la meta de Cerda, pero en ambas ocasiones el meta chileno se encargó de desbaratar el peligro de los que vestían de blanco. Fundamentalmente fue brillante la segunda intervención tras remate de cabeza de Haber en el minuto 29, pero poco más. Hasta el descanso el equipo de Tulsa continuó haciéndose fuerte cerca de la meta de los Monarchs, un equipo que basó su podería en defender su meta y aguantar el mayor potencial de unos Roughnecks a los que solamente les faltó eficacia para poder irse al descanso con ventaja en el marcador. Por oportunidades no fue, disponiendo de hasta cinco claras para irse con una diferencia que hubiera sido justa.

En la segunda mitad el gol con el que se abrió el partido hizo el resto. Un gol que tranquilizó a la grada y que hizo jugar al equipo con mucha pausa. Rivas adelantaba a los suyos y permitía respirar mirando a la clasificación. Un gol justo que hizo que sus rivales intentaran adelantar sus línea y buscar llegada, pero el centro del campo de los de Tulsa siempre se imponía. Iban por delante y no se veían en ningún momento maniatados. Fue tremendo el desgaste sufrido… hasta el segundo gol de Svantesson tras asistencia de Caffa. Un gol que dejaba finiquitado el partido. Hasta el final, incluso, los naranjas pudieron ampliar la diferencia. 


Foto de Brooke Carroll