skip navigation

LOS ROUGHNECKS, DERROTADOS EN NEVADA

By Angel Garcia, 05/24/17, 11:15PM CDT

Share

English Version

RENO 1868- 4-0-TULSA ROUGHNECKS

RENO 1868: Tarbel; Colvey, Murrell, Ockford, Richards, Lagrassa, Casiple, Wehan (Fernández, 73), Mfeka, Hoppenot (Yomba, 77) y Kelly (Burgos, 70).

TULSA ROUGHNECKS: Byars; Kimura, Bourgeois, Corrales, Ballew, Ayala (Svantesson, 67), Fernández (Jadama, 67), Calistri, Caffa, Pavel (Rivas, 57) y Mata.

Goles: 10 (min.43): Ockford, tras pase de Wehan. 2-0 (min. 57) : Kelly. 3-0 (min. 63): Mfeka; 4-0 (min. 67): Hoppenot.

Árbitro:  Farhad Drakho. Amarillas para los locales Casiple, Hoppenot, Fernández y Mfeka además de Mata  y Corrales por los Roughnecks.

Incidencias: Greater Nevada Field.

Comentario: Diez minutos oscurecieron el día para los Roughnecks. Diez minutos de desconcierto en la segunda mitad en la que encajaron tres goles y terminaron por decidir un encuentro igualado en la primera parte y desconcertante en la segunda.

Lo poco que vimos no fue extraño, por culpa de la señal. Un equipo al que Vaudreuil volvió a colocar con tres líneas de tres jugadores tratando de encontrar más espacios ante un bloque local al que le costó entrar en juego, preso siempre apelando a Kelly como su arma más resolutiva. No había ocasiones y, por desgracia, de existir eran para los de Nevada, sobre todo tras cruzar el ecuador de la primera mitad. Kelly o Wehan pudieron adelantar a los de Reno ante un cuadro naranja que trataba de encontrarse. Cuando parecía que el partido llegaría al descanso, tras mucho aguante de los de Tulsa, llegó el gol de Ockford, de cabeza, tras centro lateral de Wehan. Llegó el defensor a rematar solo, a escasos metros del meta Byars. Ya no quedaba tiempo para más, solo intentar buscar en la reanudación la igualada.

El inicio de la segunda mitad fue esperanzador para los de Vaudreuil pese a la oportunidad inicial de Kelly. Trataban los naranjas de hacerse con el control del centro del campo, pero el penalti de Corrales que supuso el segundo gol, en el rechace tras detenerlo Byars, descolocó a los Roughnecks. Seis minutos después encajarían el tercero que sentenciaba el partido. Sin tiempo para más, Hoppenot hacía el cuarto con más de veinticinco minutos para el final. Unos minutos en los que los de Vaudreuil intentaron reducir las diferencias, aunque con poca pegada ante la portería de un equipo local que venció con más holgura que la expuesta en el césped.


Bryan Byars foto de D.Calvert/Reno 1868 FC