skip navigation

LOS ROUGHNECKS CAEN DE FORMA AJUSTADA

By Angel Garcia, 04/08/17, 11:00PM CDT

Share

English Version

TULSA ROUGHNECKS: Byars; Kimura, Ugarte (Ballew, 57), Bourgeois (Dekovic, 53), Corrales: Ayala (Svantesson, 71), Jadama: Calistri, Caffa, Rivas: y Mata.

SACRAMENTO REPUBLIC: Jabubek: Hord (Christian, 75), Klimenta, Hall, Kiffe: Barrer, Moffat, Cazarez, Blackwood (Trickett-Smith, 87); Kneeshaw y Ochoa (Williams, 78).

Goles: 0-1 (min. 48): Kneeshaw: 0-2 (min. 66): Balckwood: 1-2 (min. 81): Calistri.

Arbitro: Hilario Grajeda. Amarillas para Klimenta (15’), Ugarte (42’), Caffa (77) y Ayala (63)

Incidencias: 4759 espectadores en el ONEOK Field.

Comentario: No pudo ser a la tercera. Los Roughnecks fueron derrotados en un partido donde el mayor acierto de los de Sacramento ante Byars fue la clave. El equipo local lo estuvo intentando durante todo el encuentro, pero al final, cuando el equipo apretaba con mayor peso, no tuvo fortuna ante un rival que jugó en los minutos bajo el dominio de un cuadro naranja al que le faltó más acierto en la definición.

Y eso que en el inicio, el partido estuvo marcado por el respeto. Los dos equipos trataron de hacerse con el control del centro del campo empujando al rival en una posesión que no estuvo en ningún momento definida. El error marcaba las ocasiones porque el juego estaba resumido por la brega y pelea en la zona medular. Aunque comenzaron avisando los de California, con un remate ligeramente elevado de Backwood, no tardaron los jugadores de Vaudreuil de mostrar la fortaleza ofensiva que han evidenciado en los dos anteriores partidos. Rivas, primero, y Mata, posteriormente, pudieron adelantar a los naranjas, mejores con el paso de los minutos. Cada intervención de la segunda línea ofensiva de los locales, con Caffa al mando, suponía tension en la zaga del Sacramento, un equipo que durmió en  exceso cuando Mata buscaba balones cerca del campo abriendo el campo a los interiores, Calistri y Rivas.

En el ecuador del primer acto, el partido perdió intensidad y velocidad alcanzando una pausa en la que solamente un error de cualquiera podía suponer el gol. Se mostraban mejores las defensas con muy poco. La apuesta de Vaudreuil por Mata, desde el inicio, había permitido a los de casa tratar de desubicar la zaga visitante, pero con poca eficacia de cara a puerta. Con tablas, se alcanzó el descanso.

La reanudación quedó marcada por el gol de los de California. Se adelantaban en el marcador y metían presión a un equipo local que no acertaba a encontrar una línea de juego. El segundo gol de los de Sacramento sentenciaba casi el choque, pero, cuando parecía que el partido estaba cerrado apareció el amor propio de los de Vaudreuil para tratar de mejorar la imagen ofensiva. Se hicieron dominadores y fueron infinitamente mejores que los rivales, aposentados en la defensa para asegurar el marcador. El gol de Calistri anticipaba un dominio demoledor de los Roughnecks que tuvieron hasta tres ocasiones claras de gol para lograr al menos el empate. La mala suerte se cebó con un equipo que tuvo contra las cuerdas, pese a la derrota, a uno de los favoritos de la categoría.


Cristian Mata foto de Lori Scholl